La porcelana es una material que imita a la perfección la pieza dentaria, siendo la mejor opción cuando se busca la naturalidad en una sonrisa. Podemos cambiar la forma, el tamaño, el color y la simetría de las piezas dentarias mediante la utilización de carillas y/o coronas dentales.

Las carillas son la solución estética ideal para todos aquellos que desean una hermosa sonrisa con mínimas invasiones en sus dientes. Mediante una delgada capa de porcelana que se adhiere al diente, podemos cambiar su apariencia. Las coronas, en cambio, envuelven en su totalidad a la pieza dentaria y se usan cuando el diente se encuentra muy dañado o posee una alteración muy importante de su color.